Los portavoces de Generación No Hunger ya han vuelto de Guatemala. Allí han tenido la oportunidad de ver en primera línea la realidad del hambre y la desnutrición, crearse su propia opinión al respecto y compartir con los trabajadores de la misión experiencias que les han cambiado su modo de ver las cosas.

Descubre en un vídeo resumen los detalles de esta experiencia que les ha reafirmado en su compromiso contra la desnutrición

“No veía el hambre antes de venir aquí. Veías las noticias o veías algún documental de desnutrición crónica, desnutrición aguda y ni siquiera tenía conciencia de esos conceptos”, reconoce Alberto. Mayte por su parte afirma “el viaje me ha dado otra visión del mundo, esto me ha servido para cambiar el chip” y a Noemi le ha faltado tiempo para sacar de nuevo sus palabras propuesta y crear un nuevo rap que comienza así: “Vengo a relatar que en la otra punta del planeta se vive con poco o nada | pues las condiciones son adversas, la vida intensa, la tierra seca | y el día a día con dificultad se supera…”.

Pero tras el viaje todos los portavoces han vuelto con una idea común, EL HAMBRE TIENE SOLUCIÓN Y ESTÁ EN NUESTRA MANO. “Sí se puede cambiar, aunque sea poco a poco se puede ir cambiando” dice Mayte. Noemi también es rotunda en esto “No sólo se puede acabar con el hambre, sino que se debe y está en nuestras manos y es totalmente posible”,  a lo que Alberto añade “es algo que se puede palpar, que está aquí y hay que señalarlo y decir que está ahí”.

Tres portavoces que tenían las ideas muy claras antes de ir, pero que han vuelto mucho más convencidos y con aún más ganas de demostrar que somos la Generación No Hunger. Como dice Noemi en su rap “Si en un lugar del mundo hay una vida que no para | es porque una mano anónima se empeña y la agarra | y yo me agarro a ti también a la esperanza en el ser humano | porque las dificultades entre todas y todos las superamos”.